Lavabos suspendidos

Los lavabos de pared tienen múltiples ventajas, como el ahorro de espacio. Al ser lavabos sin pedestal, permiten eliminar las barreras en su parte inferior, pudiendo aprovecharse mejor el espacio instalando un mueble o accesorios para el almacenaje.

Asimismo, al ser lavabos colgantes, no necesitan apoyarse en ningún mueble, por lo que puede dejarse libre de elementos o instalarse una balda inferior.


¿Quieres un lavabo a medida?

Preguntas frecuentes sobre nuestros lavabos de pared

¿Qué opciones encontramos en los lavabos de baño suspendidos?

Disponemos de lavabos colgados a pared de diferentes medidas y diseños, de uno o dos senos, y en varios materiales: Acrystone® o Acrymold®.

Lavabos colgantes

Para baños pequeños es una opción idónea. Disponemos de lavabos pequeños suspendidos para baños compactos, como es la serie columna, con una forma trapezoidal de tan solo 38,5x50cm, que pueden combinarse con baldas inferiores y toalleros integrados en el mismo diseño. Alguno de nuestros modelos incorpora en su diseño un cubículo interior que sirve para depositar enseres personales.

Los lavabos a pared ofrecen la ventaja de poder instalarse a la altura que se desee, por lo que conseguimos diseños de baños flexibles y versátiles, personalizados para cada usuario. Al ser lavabos sin pie, facilitan la limpieza y mejoran la seguridad y mantenimiento del baño. Además, nuestros lavabos están libres de juntas y nuestros materiales son antibacterianos.

Las posibilidades en nuestros lavabos suspendidos se multiplican al contar con opciones en dos materiales. Lavabos de resina suspendidos Acrystone®, una tecnología ligera que se compone por una masa de cargas minerales y resinas de poliéster recicladas. Esta masa está recubierta por una gruesa capa exterior de gel coat con tratamiento antibacteriano, disponible en 10 colores estándar y pudiendo personalizarse en cualquier color da carta RAL bajo petición, por lo que combinan con nuestros platos de ducha o paneles de pared. Materiales ligeros, resistentes y duraderos. Con la tecnología Acrystone® podemos combinar lavabos y encimeras y crear piezas a medida, ya que algunos de nuestros modelos de encimeras son recortables para un mejor ajuste en obra que, al ser de masa coloreada, no requiere pintado.

Por su parte, Acrymold® Solid Surface es un tipo de material no poroso y muy seguro con el que conseguimos lavabos de tacto suave y cálido en acabado blanco mate.


  • Suscríbete a nuestra news.

  • Anticípate al futuro.